Archivo

Archive for 22 septiembre 2010

Doctor, me cierran los rangos…

septiembre 22, 2010 5 comentarios

Hola de nuevo -y por fin-. En estas semanas sin actualizar se han acumulado un par de temas que tenía para comentar, así que espero subir un par de entradas nuevas en breve y de paso compensar por el mes en blanco 😛 . El hecho es que el ajetreo de organizar toda la nueva oficina, la vuelta al colegio de la peque y el trabajo en si me han dejado un poco bloqueado y falto de ganas para escribir nada que mereciera la pena.

En una semana y pocos días cambiaré mis cosas de sitio definitivamente para ir al nuevo piso del desmadr…digooo de poker, que espero sea muy productivo para todos. Ya iré comentando cosas acerca de como va todo. En cuanto a la vuelta a las mesas, el mes de septiembre está siendo bastante bueno. Afianzado en NL1k con buenas sensaciones hasta ahora, mi objetivo básicamente para las próximas semanas es mejorar el juego con más de 35bb. Sobre todo spots de squeeze, 3b y repasar algunas situaciones postflop a fondo, que son aspectos de mi juego que se “erosionan” cuando llevo algún tiempo sin controlarlos férreamente.

Por otra parte, a raíz de un comentario de Piokari en la entrada anterior iba a comentar algo sobre rivales que se adaptan a nuestras resubidas recortando sus rangos. ¿Cómo nos damos cuenta de que un rival ha dejado de abrir lo que sus stats indican? Y más difícil aún, ¿y si además tampoco foldea con la frecuencia que pensábamos?

El problema es que no hay una fórmula exacta para saberlo. La única manera de descubrir estas adaptaciones es estar suficientemente pendientes de lo que pasa en las mesas, y repasar las manos que jugamos periódicamente. Por ejemplo, un regular del que tenemos más de 2k manos en nuestra base de datos y que según sus stats abre un 65% en BTN con un foldvs3b de un 75% abre y paga aproximadamente las siguientes manos:

Contra un rival así el rango con el que deberíamos resubir es absurdamente loose. De hecho, con 20bb cualquier par de cartas sería rentable, ya que el dinero contra un jugador así viene de las veces que abandona y no de las manos que llegan al showdown. Evidentemente seleccionaremos las manos para no mostrar 94o en ningún caso, sin embargo un top 40% aproximado me parece bastante apropiado como rango de resubidas.  Pero claro, antes o después este jugador se va a acabar dando cuenta de la sangría a la que le estamos sometiendo y comenzará a adaptarse. Las formas de hacerlo son básicamente las que comentaba en la entrada anterior, y de ellas la más difícil de detectar es la modificación de los rangos de OR y call al 3bet.

El factor más evidente de que está pasando algo diferente a lo que pensábamos es que nos enseñe una mano como A2o, KTs o 22. Al ser una muestra tan visual de que hay algo que no está bien no es difícil poner al rival en observación. Pero si el rango de call del rival no cambia en exceso, sino que reduce su frecuencia de fold abriendo simplemente menos manos, darnos cuenta de lo que está pasando si, por ejemplo, jugamos 24 mesas simultáneas, va a ser casi imposible.

La adaptación más habitual en el BTN va a consistir en un OR del 35% y un call al 3b oscilando entre un top 20% y un 30%  aproximado. Por lo tanto, la clave está en que este oponente va a pasar de abrir 2/3 de las veces a 1/3 y abandonar entre la mitad y un tercio de las veces que le resubamos, cuando antes lo hacía mas de un 70%. De esto sólo vamos a enterarnos si estamos lo suficientemente atentos, desgraciadamente es la única manera.

Una vez tengamos la sospecha de que esto puede estar pasando tendremos que estar pendientes de este oponente concreto. Observar cuantas veces foldea si la mano le llega por abrir o ante una resubida, y usar la base de datos para repasar nuestras manos contra él. Aunque los datos van a estar un poco contaminados, si pensamos que se ha adaptado recientemente podemos filtrar los stats por fechas en el HUD para las últimas sesiones y observar si hay alguna diferencia significativa respecto a los anteriores, y por otra parte calcular la frecuencia entre sus OR y folds mirando mano por mano. Eso sí, ¡¡es muy importante no dejarnos llevar por una sensación que pueda estar causada por la varianza en una muestra pequeña!!

Sin embargo, no todo son malas noticias. Lo bueno es que si el oponente sigue abriendo a 3bb su adaptación de rangos no va a ser todo lo efectiva que debiera (aún suponiendo que escoge los rangos óptimos de OR y call) ya que sus folds seguirán compensándonos en cierta medida -porque, no lo olvidemos, estamos en ciegas, aspirando a perder menos de 0.5bb o 1bb, según el caso-. Lo realmente dañino es la suma de esta adaptación y un tamaño de apuesta menor como 2.5bb o 2bb, que requerirá que detengamos nuestras agresiones rápidamente. Pero esta adaptación también la observaremos inmediatamente, lo que nos puede ayudar a identificar a los oponentes que potencialmente puedan haber cerrado sus rangos.

Espero que haya sido de alguna ayuda, un saludo y hasta pronto!

Anuncios
Categorías:Estrategia