Inicio > Reflexiones > El piloto automático

El piloto automático

¡Hola de nuevo!

Con la excusa de las navidades me he tomado más tiempo de descanso de lo habitual. Entre pasar más tiempo con los peques, las reuniones familiares y demás, me han quedado pocos días en los que me encontrara bien dispuesto 😀

En cualquier caso, en las últimas 100k manos no me ha ido mal. Ev a 6bb/100 y creo que mejorando mi juego bastante, sobre todo en la disciplina de trabajo y enfoque mental. Todavía tengo mucho que mejorar en estos aspectos e incluso más en la parte técnica, pero creo que voy por el buen camino.

Me he dado cuenta de que me he vuelto demasiado sedentario, así que en los próximos días intentaré buscar actividades que me interesen para hacer fuera de casa. Ya sea gimnasio o algún deporte me da lo mismo, ¡lo importante es levantar el culo de la silla!

De hecho, uno de los temas en los que estoy trabajando más es en la concentración al jugar. Hace un tiempo me di cuenta revisando manos de que había demasiadas veces en que las habría jugado muy diferente, o que pensando un momento encontraba líneas mucho mejores a las que había seguido. También que mi nivel de juego era muy superior mientras analizaba cualquier spot al que luego se reflejaba en las mesas. O dicho de otra forma, que jugaba muy por debajo de mi juego óptimo (A-game).

Estuve unos días pensando en los motivos por los que esto pasaba, ya que aunque todos los jugadores pueden tomar mejores decisiones con tiempo ilimitado para pensar, la diferencia entre lo que sabía hacer y lo que acababa haciendo era demasiado grande para justificarla sólo con esto.

Llegué a dos conclusiones básicas, y creo que es algo que muchísimos jugadores también sufren, algunos de forma muy extrema. La primera, que jugaba demasiado tiempo sin concentrarme, en piloto automático. La segunda, que mi piloto automático era bastante mediocre.

Si habéis leído The Mental Game of Poker este agujero entre el A-game y el resto es muy sencillo de explicar.

Hay muchos conceptos que dominamos sin siquiera pensar en ellos. Resubir AA o abrir KQs en cualquier situación, por ejemplo. Son acciones que podemos realizar sin ser conscientes de ello porque las hemos aprendido de memoria y repetido infinidad de veces. Cuando jugamos de la forma más automática posible, nuestro juego se reduce a las decisiones de este tipo. Lo que en el libro se denomina “competencia inconsciente“.

Por otro lado, tenemos conocimientos más avanzados a los que podemos recurrir y aplicar si pensamos un poco. Por ejemplo, hacer overbets o seguir líneas extremas contra jugadores muy explotables. Sin embargo, no los hemos estudiado lo suficiente o repetido hasta la extenuación como para que pasen a formar parte de nuestra competencia inconsciente, por lo que están en un estado de “competencia consciente“. Es decir, somos capaces de hacerlo si estamos concentrados, pero bajo una situación de estrés o en piloto automático rara vez tendremos acceso a ellos.

Por lo tanto, una parte muy importante de nuestro trabajo como jugadores es maximizar el tiempo que jugamos concentrados, de forma que podamos usar todos nuestros conocimientos en cada mano. La otra, por supuesto, es mejorar nuestro B, C y D-game (es decir, los peores niveles de nuestro juego).

Un error que cometía frecuentemente era intentar mejorar mi mejor juego. Es decir, aprender nuevos conceptos, mejorar determinadas líneas en situaciones marginales, etc. ¡Pero si cuando jugaba era incapaz de aplicarlos, lo único que conseguía era malgastar doblemente mi tiempo!

Así que mi consejo es que si os encontráis en una situación similar os enfoquéis en mejorar la peor parte de vuestro juego e interiorizar esta información fuera de las mesas (las situaciones más frecuentes en las que la diferencia entre el A-game y el resto es más obvia, como foldear manos de mas, abrir rangos demasiado tights, renunciar a farolear botes postflop…) y, por supuesto, en jugar concentrados la mayor parte del tiempo posible. Jugar sesiones cortas, realizar calentamiento antes de empezar y al acabar de jugar -aspecto muy infravalorado pero tremendamente útil- o, en mi caso, hacer más actividades físicas de forma que no estemos siempre cansados cuando estamos trabajando y que además ayudan a mejorar el rendimiento y la concentración.

De ahora en adelante os daréis cuenta de que insisto mucho en los aspectos mentales del juego, tanto o más que en la parte teórica. Creo que es una de las partes más infravaloradas del juego, y que en entornos donde nuestro margen sobre los otros jugadores se reduce todavía podemos mantenernos por delante gracias a las ventajas de un juego mental sólido.

Así que espero que esta entrada os sea útil de verdad. Nos vemos de nuevo en unos días!
¡Un saludo!

Anuncios
Categorías:Reflexiones
  1. enero 5, 2015 en 12:21 pm

    Hola, vuelvo ha engancharme a tu blog. Parece que va a ser igual de instructivo que en sus mejores tiempos y eso es de agradecer.

    Respecto a lo que comentas en tu ultima entrada me gustaría añadir que si bien mis conocimientos técnicos del poker no se acercan a los suyos, este ultimo año lo he dedicado a lo mismo, mejorar mi mental game. Es algo que me ha ayudado mucho a mejorar, no en el aspecto tecnico, pero si en otros puntos: inseguridad, control de las emociones, disminución de los momentos de tilt …

    Es increíble como el simple hecho de medir cuanto tiempo dura mi momento de máxima concentración en las mesas y usar esa medida para delimitar la duración de mis sesiones, me ha ayudado a sentirme mucho mas cómodo jugando, a no desear que se acabe la sesión, a tener ganas de volver a empezar y ha jugar sin pensar en que es una obligación.

    PD: sorry por mi tocho comentario y mis faltas de ortografía, espero seguir aprendiendo de usted.

    • enero 5, 2015 en 2:57 pm

      Los comentarios no son nunca una molestia, en absoluto. Todo lo contrario! Se agradece mucho ver que hay gente a la que le interesa y le ayuda lo que escribo.
      Sobre la parte mental del juego, es algo difícil de entender para los jugadores que no le dan gran importancia (lo digo por mi propia experiencia), pero en cuanto lo tomas en serio te das cuenta de cuantas bb has perdido por no trabajar esos aspectos mucho antes.
      Me alegro de que te gusten las entradas, y espero que las próximas te resulten de alguna ayuda. Un saludo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: