Inicio > Actualizaciones, Reflexiones > Sobre objetivos y otras hierbas, posdata

Sobre objetivos y otras hierbas, posdata

La verdad es que no he acabado demasiado satisfecho con la entrada anterior. Creo que me he dejado demasiados puntos en el tintero. Así que he aprovechado algunos de los descartes que hice para intentar explicar mejor la forma en que el objetivo a largo plazo me ayuda a desarrollar un plan de trabajo.

El mayor problema con el que me encuentro es que hay tantas ramificaciones en cada paso que acaba siendo un tanto complicado mantenerme centrado para explicar lo que pretendo decir de forma breve y concisa. Sin embargo, como ha suscitado algo de interés, voy a desarrollar mi plan de trabajo específico describiendo con más detalle algunos de los factores que considero más importantes. Así, si no os interesa demasiado podéis saltaros el resto de la entrada tranquilamente 🙂

Para intentar explicarme lo mejor posible, lo he dividido en pasos por el orden que considero adecuado. Es decir, las metas a largo plazo determinando los objetivos inmediatos e intermedios, y no al revés:

Establecer el objetivo a largo plazo: lo ideal es que sea realista y establecerlo dentro de un marco de tiempo controlable. Dos años es probablemente demasiado tiempo, ya que hay demasiadas variables externas que nos pueden obligar a cambiar de plan a mitad de camino. En mi caso, mi propósito es estar en condiciones de jugar NL1000 en un año. Si lo consigo, estableceré una nueva meta y vuelta a empezar 🙂

¿Qué es necesario para lograr nuestro objetivo? Bien, esto es más sencillo. Se trata de detallar las cualidades o requisitos que nos hacen falta para poder afirmar que hemos cumplido con nuestro plan. Por ejemplo, bankroll y conocimientos teóricos que nos permitan jugar un determinado nivel. El primero es un dato objetivo, el segundo sólo podemos aproximarlo, por ejemplo siendo ganadores a 4bb/100 o más en el nivel anterior durante unas 100 a 200.000 manos.

Traducir los requisitos necesarios a números y tiempo para conseguirlos: Alcanzar 10.000bb de NL1000 (el bankroll mínimo para jugar el nivel). Ajustando la estimación, deberíamos ganar más en los meses finales y menos en los iniciales, tanto por la calidad de nuestro juego como por los niveles que estaríamos jugando. Es importante que seamos sinceros al detallar los pasos que esperamos dar. Si me propusiera llegar a NL1000 ganando a 8bb en NL400 jugando 80.000 manos al mes tardaría 4 meses en llegar a mi objetivo, pero me resulta evidente que no voy a conseguir ni el winrate ni la cantidad de manos. Siendo más realista, me he marcado 60.000 manos al mes a 5bb/100 en NL200 durante 6 meses y 4bb/100 en NL400 durante los 6 siguientes.

Desarrollar un horario de trabajo que nos facilite la consecución del plan: Para jugar 60.000 manos al mes debería jugar unas 15.000 manos por semana, de modo que si me tomo dos días de descanso, tengo que jugar 3.000 manos al día. Para ser más exactos, unas 4.000 los fines de semana y 2.500 el resto de días, por las mesas disponibles. Según la cantidad de mesas que podamos jugar, el tiempo que nos llevará jugar este número de manos puede variar. Para mi son 9 horas=4.000 manos y 5 horas=2.500 manos, aproximadamente. De modo que establezco un horario diario donde las horas de trabajo estén bien repartidas, con espacio entre sesiones e intentando no sobrecargar ningún día más de la cuenta. Como consejo, aunque esto es una opinión personal, no jugaría y estudiaría en el mismo día. Las dos actividades son bastante agotadoras y rendiremos bastante menos en la que hagamos en segundo lugar. ¿Recordáis los dos días libres de los que hablaba? Son los que dedico el tiempo a hacer coachings, aprender sobre el mindgame, estudiar mi juego, detectar leaks, revisar regulares, leer artículos, etc. Durante los días en los que juego, me limito a revisar foros para subir y comentar manos y a hacer un repaso de las manos jugadas desde el día anterior. De esta forma consigo estar más concentrado en ambos casos.

ejemplo horar

Finalmente hemos desarrollado un plan de trabajo que nos permita alcanzar nuestro objetivo. ¿Esto es todo? Desde el punto de vista cuantitativo, sí. Si somos capaces de mantenernos firmes y cumplir las rutinas que nos hemos marcado conseguiremos completar un año con el número de manos propuestas y muchas horas de estudio a nuestras espaldas.

Ahora bien, hay varios aspectos que son extremadamente importantes y debemos tener siempre en cuenta:

–  ¡No podemos controlar directamente nuestro winrate a corto plazo! Da igual cómo te llames o cuál sea tu nivel de juego. Obsesionarnos con los resultados de una semana o un mes puede ser muy perjudicial. Tengamos claro que el winrate no es un objetivo, sino que será una consecuencia natural de nuestro trabajo, pero a largo plazo. ¡No puedo resaltar lo suficiente la importancia de este concepto! Si consideramos que estamos pasando por una mala racha, no es un problema alargar el plan durante 100.000 manos. Si esperábamos ganar a 5bb/100 y estamos muy por debajo, rehagamos el plan siendo más realistas y valorando las horas de estudio por encima del número de manos. Pero de nuevo, ¡¡el winrate no es el objetivo!! 

Seamos realistas con nuestra meta, lo que necesitamos para conseguirla y el camino para llegar hasta ella: no nos propongamos lo imposible, ni nos engañemos a nosotros mismos pensando que necesitamos menos de lo que en realidad nos hace falta. Y evitemos marcarnos una rutina que no vamos a ser capaces de seguir o vaya a acabar cansándonos a mitad de camino.

El objetivo es una herramienta, no una finalidad: el principal motivo de marcarnos un propósito es ayudarnos a mejorar y tener una buena ética de trabajo. En ningún caso sirve para determinar nuestro éxito o fracaso como jugadores. ¡Si no lo cumplimos pero hemos mejorado sustancialmente durante este período, deberíamos estar muy satisfechos!

Y bueno, ahora sí, creo que después de varios intentos he conseguido decir todo lo que quería sobre este tema 🙂

¡Suerte en las mesas y hasta la próxima! ¡Ah, y leed los dos Mental Game of Poker! 😀

Anuncios
  1. HeroFold1
    enero 23, 2015 en 2:54 pm

    Por curiosidad, las 6 de la mañana por tu metabolismo o porque las mesas son mas blandas? 🙂

    • enero 24, 2015 en 9:13 am

      Pues tengo la impresión de que es más fácil sentarte en buenas mesas que empezando un par de horas más tarde. Y bueno, que la peque se despierta a esa hora y ya es imposible dormir mucho más 😀

  2. Juan.cachito
    enero 26, 2015 en 12:23 pm

    Aplaudirte x esta ultima entrada! Bastante interesante para todos aquellos q empezamos y nos marcamos retos y objetivos q son imposibles si no vas paso a paso.
    Un saludo y suerte con las proximas!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: